Muchas Letras

29 agosto 2006

Hay que ver qué poca memoria tienen algunos. Y es que no puede haber otra explicación que la amnesia para que alguien que defendió la guerra de Irak pueda hoy criticar que España envíe soldados a Líbano. O eso o se és un cínico de cuidado, que todo puede ser.

El caso es que hay diferencias sustanciales entre la guerra de Irak y el tinglado de Líbano. A saber:

1.-Según recuerdo (y si no ahí están las hemerotecas o las enciplopedias), la invasión de Irak no contó con el apoyo de Naciones Unidas. Más bien al contrario: la organización internacional se opuso en todo momento, e incluso la consideró (y considera) ilegal. En el caso de Líbano, España va a aportar soldados a un contingente de cascos azules, lo que ya supone un cambio importante.

2.-Además, no se trata de una invasión, si no de todo lo contrario: se trata de controlar la situación para que no vaya a más. Es un matiz importante, ¿no?

3.-En esta ocasión todavía no he visto ninguna manifestación en contra del despliegue en Líbano. ¿Alguien recuerda lo que pasó durante el conflicto iraquí? Aquí podemos refrescar la memoria.

4.-Es un hecho que en Líbano ha habido una invasión, y que es necesario enfriar los ánimos para evitar que la cosa vaya a más. ¿Alguien recuerda la causa de la invasión de Irak? ¿No era algo referente a unas armas de destrucción masiva que nunca aparecieron? Hechos frente mentiras.

Teniendo en cuenta estos cuatro puntos (y seguro que al lector se le ocurren muchos más) ¿cómo es posible que éste señor diga ésto? O es un desmemoriado o un cínico, y en cualquiera de los dos casos nadie debería tomárselo en serio. Lo malo es que muchos sí le toman en serio.

1 Comentarios:

  • Gracias por tu comentario sobre nuestro disco. También por los contenidos de tu blog... Un abrazo desde el sur.

    Por Blogger Manuel Lay, a las 1/9/06 21:03  

Publicar un comentario

<< Portada